Bitspers.com | Noticias de Videojuegos | Final Fantasy XV: Incomprensible, Inacabado, IndispensableGuías de Videojuegos en PC, PS4, Xbox y Nintendo | Bitspers

Final Fantasy XV: Incomprensible, Inacabado, Indispensable

No hay spoilers sobre Final Fantasy XV en este artículo. ¿Sigues aquí? Bien…

George Clooney una vez dijo que es posible hacer una mala película de un buen guión, pero es imposible hacer una buena película de un mal guion. Ya sé lo que estás pensando. ¿Vas a comenzar un artículo sobre Final Fantasy XV (FFXV) citando algo que dijo el peor de los Batman? Pues sí. Pero no cierres esta página todavía. Aunque sé que los videojuegos y el cine son diferentes, aquí es acertada la cita del Caballero Oscuro.

Entiende que esto no es una reseña, es un ejercicio de catarsis. Cuando terminé Final Fantasy XV no podía creerlo. Luego de 10 largos años desde que viera aquel primer trailer del juego, me encontraba con el control en las manos viendo cómo rodaban los créditos finales. Sin embargo, no tuve esa sensación de vacío típica que deja un buen RPG en el que has invertido incontables horas. No. Mi sensación de vacío fue diferente.

FFXV es un videojuego antes que nada. No es una película, no es una serie de televisión, no es un novela. Como videojuego es entretenido. Las casi 50 horas que viví en ese mundo fueron gratas en su mayoría. El sistema de combate me resultó agradable, el loop de ganar experiencia y mejorar a los personajes fue gratificante. Y, que no quepa duda, TODOS los valores de producción son acojonantes.

¿Cuál es su talón de Aquiles entonces? Pues… el guion. ¿Ves que Batman sí tenía vela en este entierro después de todo?

El divorcio entre el gameplay y la narrativa

Hay juegos como Mrs. Pacman, Counter-Strike o Resogun que son experiencias de gameplay pura y dura. Esos videojuegos son disfrutados y juzgados sólo en base a su jugabilidad. Y eso está bien. Ahora, cuando añades a la narrativa como variable en la ecuación, es imposible no tomarla en consideración. Cuando en un juego de video se cuenta una historia, uno espera que, como mínimo, la trama tenga sentido.

Algunos dirán que estoy equivocado, que solo el gameplay importa. De hecho, conozco a personas que se saltan cuanto cutscene haya en el juego solo para seguir disfrutando del gameplay. Ey, cada quien puede hacer lo que quiera. Pero, en el caso particular de los RPG, la historia y los personajes suele ser tan importantes como el gameplay.

Y, recalco, el gameplay es la columna vertebral de todo videojuego. Ya en otras oportunidades he hablado de cómo incluso se puede utilizar el gameplay como elemento de la narrativa. Es más, en el 2016 hubo juegazos como Inside que usaron el gameplay como su principal recurso para contar una historia profunda y compleja que nos ha tenido a varios debatiendo sobre su significado durante semanas en Internet.

La jugabilidad en Final Fantasy XV es competente a pesar de que las peleas puedan resultar caóticas y frustrar al más paciente. El que no puedas ordenar a los miembros más débiles de tu party para que permanezcan rezagados es un sinsentido, más aún luego de lo que Final Fantasy XII logró con el Gambit System, por ejemplo.

El gameplay es entretenido, pero comparado con títulos como Metal Gear Solid V queda en evidencia que su loop de gameplay no es lo profundo ni satisfactorio que debería. Y bueno, sus sidequests se vuelven repetitivos al poco tiempo. Si medimos a este juego con la misma regla que a The Witcher 3, las aventuras alternativas de Noctis y compañía lucen flojas.

Debes estar diciendo: “Christian, ¿como que no te gustó el juego?” No te preocupes. Sí. Sí me gusto. Insisto, el gameplay está más que bien. Lo puedes jugar, sin prestarle atención a la trama, por unas buenas 30 horas (o más) y sentir que el dinero que invertiste comprando Final Fantasy XV valió la pena.

El gameplay está bien, pero la historia…

Una vez más, Square Enix ha publicado un título con un guion incoherente. Y, lo peor, es que ellos lo saben. Ya Hajime Tabata, director del juego, anunció que sacarán parches para enmendar la trama de Final Fantasy XV. ¡Parches para arreglar la historia! Esto es insólito. Es como que vayas a ver una película al cine, y luego el director te pida que vuelvas a ver la película, meses más tarde, con escenas nuevas que hacen que la trama sí tenga sentido.

Cuando vi Kingsglaive, filme que sirve como precuela a Final Fantasy XV, ni siquiera quise escribir al respecto. Honestamente, me dio pena ajena. La película no tenía ni pies ni cabeza. Así que me fui preparando mentalmente para lo que, sin dudas, sería un juego confuso. Pero, a veces, nada te puede preparar para una historia tan mal contada.

Sin spoilers puedo decirte que hay muchos eventos importantes para la trama que ocurren fuera de pantalla, personajes que cambian sus motivaciones de una escena a otra sin razón aparente, secuencias que se sienten apresuradas y un villano que, por desgracia, ejecuta un plan que no tiene sentido para el jugador.

Te lo pongo así, es como si en Lord of the Rings nunca vieras lo que le pasó a Saruman, el rey Theoden cambiara de malo a bueno de una escena a otra sin que te dieran ningún contexto a lo que pasó con Wormtongue y, como si eso no fuera poco, jamás te explicaran bien por qué es importante el anillo. Y es que en Final Fantasy XV ni saben usar bien el McGuffin más importante de la trama.

Rumores y verdades de Final Fantasy XV

Todos los entusiastas del género y la mayoría de los gamers sabemos que FFXV tuvo un ciclo de desarrollo tormentoso. Hay rumores en 4Chan acerca de que el juego apenas entró en desarrollo formal hace 3 años y que, pocos meses antes de su lanzamiento, todavía estaban haciendo cambios en la trama. Y todo porque la directiva de Square los obligó a publicar el juego en 2016.

Sea verdad esto o no, hay que entender que hacer un videojuego es sumamente difícil. Seamos humildes. Los desarrolladores tienen que crear todo desde cero. Aquí no hay locaciones, ni vestuarios a reutilizar. No se trata de una novela en la que todo depende de lo que está escrito en páginas. Si los rumores son ciertos, no es de extrañar que secciones indispensables para el desarrollo de la trama hayan quedado por fuera porque, simplemente, no hubo tiempo para terminarlas.

Quizás el guion fue bueno. Quizás toda la trama tenía sentido en el papel y tuvieron que ir sacrificando muchas cosas. Quizás, quizás, quizás… Todo lo que sé es que el juego que existe hoy se siente inacabado y su trama, muy a pesar de sus entrañables personajes, es incomprensible.

¿Deberías jugarlo entonces? Sí. Yo creo que Final Fantasy XV es una experiencia indispensable para todo gamer, en especial para aquellos que disfrutan los RPGs. Mi consejo: no lo juegues por ahora. Espera. Ten algo de paciencia y aguarda a que saquen todos los DLC que, en teoría, arreglarán las deficiencias en la narrativa de este título. Si lo que prometen es cierto, FFXV será muy diferente de aquí a un año.

Solo de eso me arrepiento. Falta de paciencia.

En un mundo perfecto, Final Fantasy XV hubiese sido retrasado una vez más. Llegados a este punto, me daba igual jugarlo en 2017 o 2020. ¿Por qué? Porque lo que dijo Shigeru Miyamoto es verdad. Según él, “un videojuego que se retrasa es eventualmente bueno, mientras que un videojuego que se hace con prisa será malo para siempre”. Y bueno, si no le vamos a hacer caso a Batman, al menos, hagámosle caso al creador de Mario Bros. que él sí sabe una cosa o dos acerca de esto de hacer videojuegos.

Comentarios

comments

Editor en jefe de Bitspers.com, especialista en noticias de videojuegos y autor de la novela online 'El Infierno de los Suicidas'.

Comments are closed.