Bitspers.com | Noticias de Videojuegos | Las Mejores Películas que Jamás Verás de NuevoGuías de Videojuegos en PC, PS4, Xbox y Nintendo | Bitspers

Las Mejores Películas que Jamás Verás de Nuevo

Estamos condenados. Si el cine destinado al público adolescente tiene la más mínima pizca de realidad, es hora de comenzar a escribir epitafios para las masas (no más de 140 caracteres por favor). Piénsalo bien. Salvo Los Vengadores de Marvel, la pantalla grande está plagada de adolescentes que intentan salvar al mundo. “Las Mejores Películas” del verano suelen ser colegiales derrocando gobiernos en una oscura distopía.

No. Esto no es nada nuevo. Pero cuando una epidemia se transforma en pandemia, hay que sonar las alarmas. Los Juegos del Hambre, Divergente, la Saga de Crepúsculo, Soy el Número 4 y una larga lista de etcéteras, nos han forzado la idea de que los adolescentes salvarán al mundo. Sí. Los héroes que necesitamos son los mismos que no hablan en las fiestas familiares con nadie y tienen un smartphone pegado a las manos. ¡Que dios nos agarre confesados!

No soy Pepperidge Farm, pero sí recuerdo

Lo amito: Yo amo las mal llamadas “Películas Adolescentes”. Y como estamos en confianza, también puedes admitir que a ti te gustan. Quizás lo ves como un placer culposo, puede que sea tu vía de escape, tal vez sea esa inyección de nostalgia que te hace sonreír los domingos por la tarde. Tú, igual que yo, entiendes que no hay nada malo con estas películas. Son cintas que cumplen su cometido, ¿no?

But_Pepperidge_Farm

Antes lo hacían. Ahora, no estoy seguro. Verás, en esencia Divergente, Harry Potter y compañía son una gran alegoría a la preparatoria. ¿En qué mesa te sientas durante el almuerzo? (Slytherin, Gryffindor…) ¿A qué grupo perteneces en el colegio? (Abnegación, Erudición…) ¿Cómo puedes vivir cuando tus padres quieren que seas algo que no eres?

¡Ah, es asombroso! A mí me apasionan los simbolismos. Hay algo muy sabroso en descubrir mensajes sin que te los den en cucharilla de plata; hay algo encantador en revivir los años de preparatoria de una forma diferente, en un mundo que no es el tuyo, y con actores ridículamente hermosos haciendo las cosas que jamás pudiste hacer. Así funciona la magia del cine.

Si es así, ¿entonces por qué sueno como Pepperidge Farm de Padre de Familia? Porque Hollywood le ha sacado el alma a estas películas. No te engañes, el cine es un negocio. Vale, sí hay amor al arte. Pero es en los ceros a la derecha donde está el meollo del asunto. “Prodúzcalo en masa, empáquenlo y véndalo, véndalo, véndalo”. Para ellos, las mejores películas son las que llenen todas las butacas.

Joss Whedon vs. John Hughes

Antes de que estos filmes con adolescentes especiales fuesen el pan de cada día, o en este caso las cotufas de cada verano, había un guionista poco conocido llamado Joss Whedon haciendo de las suyas en la televisión. Su propuesta: una adolescente con poderes especiales, la elegida para salvar al mundo, una caza-vampiros llamada Buffy.

sarah-michelle-gellar-buffy-promo-600x300

A ver si algo de esto te suena familiar… Buffy era la elegida, pero no quería serlo. Buffy solo quería una vida normal, pero debía salvar al mundo. Buffy estaba enredada en un apasionante triángulo amoroso con dos galanes. Buffy era la protagonista de una profecía, según la cual moriría. En conclusión, Buffy fue la piedra angular que sirvió para construir todo un imperio de historias YA (Young Adults).

Una vez más, esto no es nada nuevo. Ya los griegos venían con estos arquetipos desde hace siglos, pero Whedon los modernizó (igual que lo hizo George Lucas en su momento con La Guerra de las Galaxias), y sembró las semillas del bosque de películas adolescentes en el que estamos perdidos ahora. ¿Es Buffy la culpable? Pues no. Lo que sucede es que se nos olvidó como hacer cine a la John Hughes. La mejores películas de los 80 se han olvidado.

Todo Yin debería tener su Yang. Toda moneda debería tener dos caras. Ese es el problema. La fiebre del oro ha hecho que Hollywood recicle fórmulas YA en aras de cobrar su quince y último. Puesto que Harry Potter, Bella y Katniss les han llenado los bolsillo, ahora las historias de ficción adolescente son el nuevo Santo Grial. Hoy no hay lugar en la pantalla grande para una quinceañera cuyo cumpleaños ha sido olvidado por todos.

De encontrarse a sí mismos a salvar al mundo

No basta con ser adolescente y sobrevivir al instituto. No. Hay que salvar al mundo. Los adolescentes de hoy en día son todos especiales (los padres y profesores también deberían asumir algo de Mea Culpa en esto). En un mundo donde TODOS los niños reciben medallas por tan solo participar, porque jamás queremos que nadie se sienta excluido, no hay cabida para otra cosa que pre-púberes con súper poderes.

las mejores películas 2

¿Dónde quedó ese cine cándido y honesto de Hughes? ¿Qué pasó con esos filmes que trataban de adolescentes creíbles con problemas reales? ¿Fueron 10 Cosas que Odio de ti y Espera al Último Baile los bastiones finales de un género olvidado? ¡Caramba! Es que ya ni siquiera hay películas subidas de tono como American PieLa venganza de los Nerds que hablen de lo que se siente ser excluido con humor sórdido.

Con cada boleto que compramos para esas desabridas películas YA estamos perpetuando una peligrosa fantasía y le robamos al público adolescente, ése al que se supone está dirigido estas películas, de descubrir que en ocasiones el mundo sí los etiquetará en los términos más simples: un cerebrito, un atleta, un loco, una princesa, un criminal…

Y no hay nada malo con eso.

Comentarios

comments

Editor en jefe de Bitspers.com, especialista en noticias de videojuegos y autor de la novela online 'El Infierno de los Suicidas'.

Comments are closed.