Bitspers.com | Noticias de Videojuegos | Oscars 2015: Una mirada al universo de "The Theory of Everything" | Guías de Videojuegos en PC, PS4, Xbox y Nintendo | BitspersGuías de Videojuegos en PC, PS4, Xbox y Nintendo | Bitspers

Oscars 2015: Una mirada al universo de “The Theory of Everything”

Cuando leí que “The Theory of Everything” era un film de James Marsh, pensé: He ahí una decisión adecuada. Es decir, ya se había ganado el favor de la Academia y sus miembros con su largometraje “Man on Wire”, un documental sobre un extraordinario personaje como es Philippe Petit, ese adorable loco que en 1974 mandó a la mierda la cordura y camino en la cuerda floja entre las Torres Gemelas del WTC, literalmente (la cuerda floja, al menos).

Tristemente, esa habilidad de retratar el genio en medio de la multitud se quedó en casa al momento de crear un film como “The Theory of Everything”, un largometraje que nos muestra el lado más emotivo de ese extraordinario genio llamado Stephen Hawkins.

El resultado es, valga la redundancia, paradójicamente paradójico.

Un hombre, enorme como el mundo que describe

El plato fuerte y eje sobre el que se construye en gran medida de la película, es la interpretación memorable de Eddie Redmayne, quien a base de método y talento se transformó físicamente en Hawkins. Paradójico, llevar su cuerpo a los extremos de su arte para retratar a una mente brillante atrapada en un cuerpo atrofiado por la ALS.

3038245-poster-p-1-how-director-james-marsh-pieced-together-the-puzzle-of-stephen-hawking

Marsh nos acerca  a Hawkins, al cotidiano, al que hace chistes adolescentes. A través del retrato de Redmayne, descubrimos una dimensión más íntima del genio, más mundana y familiar, una que revela las debilidades de alguien que puede parecer súper-humano. Bien es cierto que el trabajo de Felicity Jones y todo el reparto son el complemento necesario para que Redmayne alcance su meta; esto es después de todo una historia de amor, en diferentes formas y medidas.. Sin duda que la dirección de casting se merece todos los piropos que le han echado.

Una película común sobre un tema extraordinario.

Irónicamente, ante un tema con tanto potencial (es decir, no es como que el hombre esté tratando de describir la esencia del universo mismo), “The Theory of Everything” se queda corta en escala y en aprovechar el potencial del sujeto que trata.

¿Lo hace una mala película? No, pero tampoco la hace un largometraje notable. Incluso, en el drama de la condición de Hawkins no podemos dejar de sentir que falta algo, si bien no en la historia, que es la que es, pero al menos en la forma de contarlo. Y es este quizás el principal problema, lo simple y común que puede resultar. Seguro, nos deja algunas pinceladas aquí y allá de una fotografía “bonita”, y hay un par de secuencias durante el noviazgo de Hawkins y su futura esposa que sin duda arrancarán alguna sonrisa.  Pero falta algo, así como a Stephen le falta su codiciada ecuación.

THEORY-articleLarge

Por suerte, Redmayne es mucho Redmayne y es capaz de echarse las dos horas al hombro. Es bastante probable que se lleve el Oscar, muy en la línea de grandes como Daniel Day Lewis o Laurence Olivier; lo cual, nuevamente, no deja de ser irónico considerando “My Week With Marylin”.

¿Es recomendable “The Theory of Everthing”? Como una historia de inspiración, bien sea por Hawkins o por el trabajo de quien le interpreta, seguro. Como una nueva forma de ver el mundo, pues tanto mejor buscarnos “Una breve historia del Tiempo”, un tiro al piso.

Comentarios

comments

Rafael Polanco es un escritor venezolano, cineasta y bloguero. Rafael también habla de deporte y de cine en Balonesalaire.blogspot.com y Arfaville.blogspot.com

Comments are closed.