Bitspers.com | Noticias de Videojuegos | Tu Cinismo Vs. Los SuperhéroesGuías de Videojuegos en PC, PS4, Xbox y Nintendo | Bitspers

Tu Cinismo Vs. Los Superhéroes

superhéroes

Vivimos en la era de cinismo. La combinación del oscuro anonimato, y la el abuso de la “libertad de expresión” en Internet, ha hecho una combinación letal que contamina las redes sociales, secciones de comentarios y, por supuesto, artículos completos en blogs y páginas web.

Cuando era niño jamás hubiese pensado que vería tres y hasta cuatro películas de superhéroes al año. Yo fui un chiquillo con hambre de ficción que creció en un pueblo que condenaba la imaginación. Sí. Fui de esos a los que marcaron con el estigma de inmaduro por disfrutar comiquitas cuando aún estaba en quinto grado.

Bien, habiendo dejado esas líneas amargas atrás para sentar las bases de este artículo, te pregunto: ¿Qué hay de malo con las películas de superhéroes? ¿Qué problema hay con que los estudios hagan dinero? ¿Qué mal ancestral hay detrás de las infinitas secuelas y obligatorios reinicios de franquicia?

¿Quieres que los superhéroes fracasen?

A veces me pregunto por qué nosotros (me incluyo) queremos ver fracasar a estas películas. En ocasiones, creo que solo nos gusta quejarnos. Nos quejamos si hay muchas, nos quejamos si hay pocas. Lloramos porque hay un nuevo Batman, pero consumimos con voracidad cada imagen de Ben Affleck como el Caballero Oscuro, solo para reprobarlo.

No tiene sentido. Pero dejado la lógica a un lado, hay que admitir que esto no es nada nuevo en el mundo de los cómics. Hay cientos de historietas de Batman, docenas de sagas, decenas de historias que relatan los orígenes de estos iconos enmascarados… En otras palabras, lo que Hollywood está haciendo, y tanto criticamos, no es nada nuevo. Es tan solo un modelo de negocio.

Nadie me puso una pistola en la cabeza para ver la más reciente Spider-Man. ¿Me gustó? No realmente. Pero eso es tema para otro editorial. ¿Veré la siguiente? Claro que sí. A mí me gustan los superhéroes, y me encanta ver el tratamiento multimillonario que les dan en la pantalla grande. Aunque, lamentablemente, se le suelan ver las costuras y las ganas de mercadear más productos.

Eso sí. No me malentiendas. Hay caminos por recorrer y mucho qué mejorar. Si bien The Amazing Spider-Man 2 no fue de mi agrado, no se acerca al resabio vomitivo que me dejó por décadas la infame Batman y Robin de 1997(el filme por la que se mide la deficiencia en las películas de superhéroes).

superhéroes

Incluso cuando estos filmes no están a la altura, han mejorado bastante comparado con lo que se hacía antes. Claro que hay sus traspiés, como Spiderman 3X-Men Origins: Wolverine. Sin embargo, también hay joyas como The Dark Knight, y logros menores como Capitán América 2.

Sí. Veremos un sinfín de películas más de este género. El “problema” es que… bien por cansancio y demandas del elenco, problemas de licencia que deben renovarse contrarreloj, o la necesidad de cobrar un quince y último, estos filmes seguirán colmando nuestras carteleras por años con constantes reinicios.

Esto no es necesariamente malo. Yo creo que hemos evolucionado como espectadores. Antes, la generación de los 80 encarcelaba a los actores en un solo papel. Mark Hamill era Luke y Luke era Mark Hamill. No lo querían ver haciendo otra cosa. Y esta necedad (tanto de los estudios como de los fanáticos) destruyó carreras y perpetuó un mito: Las películas de género entierran tu futuro como actor.

Por eso durante años nadie quiso acercarse a estos personajes. Solo actores menores tomaban estos papeles, y eso lastimaba las películas. Ahora Natalie Portman puede ser una princesa en Star Wars y al poco tiempo ganarse un Oscar por interpretar a una bailarina de ballet lesbiana con problemas mentales sin que nadie la encasille. ¡Caramba que Amy Adams es una princesa de Dinsey y también Lois Lane!

¿Qué hay que hacer ahora?

Ahora nos toca dar el siguiente paso. Entender que no todo tiene que ser el intricado universo cinematográfico de Marvel, y que Arrow puede existir separado de la venidera Gotham o la película de Batman V Superman. Ahora debemos ir abriéndonos a la idea que Robert Downey Jr. no siempre será Iron Man ni Hugh Jackman el emblemático Wolverine.

Es hora de que comiencen a producirse películas stand-alone (independientes) en las que cuentan una historia interesante acerca de Batman y listo. No es ni una precuela, ni una secuela, ni una saga. Es una película. Una buena película en la que el personaje principal es Batman. Eso es todo.

watch-the-amazing-spider-man-2-2014-full-movie-online1-600x300

Asimismo, los estudios deben aprender de sus errores (cosa que se dice fácil) y no relatar una y otra vez cómo a Peter Parker lo mordió una araña genéticamente alterada. De nuevo, no me malentiendas, las películas sí deben dar un contexto para que los espectadores entendamos quién es quién (una tarea en la que fracasan las historietas), pero pueden y deben hacerlo con más inteligencia; como por ejemplo lo hizo Marvel con The Incredible Hulk en donde relataban los orígenes del personaje en los créditos iniciales.

Cuando nos liberamos de las cadenas de nuestros prejuicios es más fácil pasar un buen rato. Puede que más adelante en el camino alcancemos un punto de saturación y el mercado de películas de superhéroes colapse, puede que volvamos a esa época oscura en la que los cómics eran desprestigiados como algo infantil, pero mientras tanto… Vamos al cine, disfrutemos de los filmes con capas y máscaras y dejemos el cinismo en casa.

Comentarios

comments

Editor en jefe de Bitspers.com, especialista en noticias de videojuegos y autor de la novela online 'El Infierno de los Suicidas'.

Dejar comentario